Cada día, la construcción requiere soluciones innovadoras y materiales más resistentes y durables para cumplir con especificaciones estructurales más funcionales.

La tendencia exige materiales livianos y esbeltos, de rápida fabricación, mayor resistencia mecánica, y al ambiente, con relación beneficio/costo más alta.

Esto es difícil de lograr con materiales convencionales debido a sus limitaciones: Largos tiempos de fraguado, alta absorción de agua, baja resistencia, permeabilidad, baja calidad, acabados poco estéticos, deformables, sujetos a robo, etc.

Por esto algunos países invierten fuertemente en investigación y desarrollo de materiales y han encontrado elementos poliméricos con propiedades estructurales y funcionales tan altas que substituyen total o parcialmente a los materiales convencionales y amplían las posibilidades de la infraestructura a niveles nunca antes imaginados.

El resultado de esta investigación: Concreto polimérico, un material monolítico, denso y rígido hecho de monómeros y polímeros de alto rendimiento con características superiores e infinidad de aplicaciones. Conocido en Europa en los años 50`s después en E.U.A y actualmente en México existe un extenso campo de oportunidades para este novedoso material gracias a POLITUBOS DE MÉXICO.